• hace 1 año, 8 meses

    GermánLage

    GermánLage ha actualizado una entrada en el grupo Banco de ideas, técnicas y cuestiones sobre la vida, el universo y todo lo demás hace 1 año, 8 meses

    Ya que hablamos de concursos, voy a entrar al trapo para echar mi cuarto a espadas.
    Sin ser tan precoz como Alberich, el pimer concurso al que me presenté fue hace 52 años, en Salamanca, en mi época de estudiante. No era un concurso literario, sino musical; uno de aquellos festivales que, por entonces, estaban tan de moda, organizado por los estudiantes. Presenté dos canciones compuestas por mí; el cantante era un compañero de clase y yo le acompañaba al piano. Nos llevamos el primer premio y el tercero. Meses después mandé las mismas canciones grabadas en cinta al festival internacional del Miño y lo único que conseguí fue que, después de pedírsela dos veces, me devolvieran la grabación y las partituras. El último concurso al que me presenté fue el de Amazon de novela del año pasado.
    Tratando de sintetizar, coincido con Marco; los concursos, salvo los de la universidad o el colegio, son organizados por algún ente en busca de unos fines particulares y, o está uno metido dentro del sistema propio de cada concurso o no hay nada que hacer; sin tener en cuenta, claro está, la cantidad de candidatos para un único galardón. Las novelas presentadas al último concurso de Amazon fueron 1.800, según los datos de Ámazon. Que la novela de uno sea la elegida entre tantas es, pues, como encontrar una aguja en un pajar. No obstante, este año pienso presentarme de nuevo. ¿Qué busco con ello? Sacar el máximo provecho de la promoción que Amazon hace de su propio concurso.
    Mi experiencia me dice que, pensando en lograr algo en los concursos, lo primero que hace falta es un buen agente literario que haga ante los organizadores la labor que uno no puede hacer. Segundo, que nuestro agente literario sea más hábil que los de los competidores y, tercero, que nuestro trabajo se adecue a los criterios de selección fijados por los organizadores para lograr sus propios fines. Nadie hace nada gratuitamente.
    Y, dicho esto, ahí va la bomba: ¿por qué no pensamos nosotros en crear nuestro propio concurso? Comencemos por conocernos; continuemos organizándonos y, a ver de qué somos capaces. El punto de partida puede ser este grupo creado por Andrés. Yo nunca viví de un sueldo, sino de lo que yo mismo he sabido crear.
    Ahį queda todo eso.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas