Zíngara

Escrito por
| 293 | 33 Comentarios

La primera pequeña gota de sangre, casi imperceptible, le pasó desapercibida. La segunda y la tercera quedaron impregnadas en su cambio de ropa; pero las siguientes, que cayeron sobre la sábana como un río desbordado, le despertaron bruscamente de su marasmo.

Corrió hacia el baño, cubriéndose la nariz con un pañuelo, y metió la cabeza bajo el chorro de agua, mientras se salpicaba el frío líquido sobre la cara.

La hemorragia nasal no cesaba y sintió que desfallecía. De pronto vió que sus dientes, uno a uno, se desprendían de sus encías y caían al lavabo envueltos en un plasma sanguinolento.

Se recostó en el suelo y una serie de imágenes se deslizaron por su mente, como una película en cámara lenta: la bella gitana de pie sobre la acera que le hace señas; el golpeteo en el cristal de la ventana que él pretende ignorar; los gritos de la zíngara mientras él acelera el auto a toda velocidad; y entonces la maldición, la imprecación gitana…

Su corazón va perdiendo el ritmo, sus músculos se aflojan, su mente entra en una nebulosa gris. Desfalleciente alcanza a escuchar, allá a lo lejos, las últimas palabras de la zíngara: ¨en tu propia sangre te ahogarás..!¨

 

Comentarios

  1. Luis

    27 diciembre, 2015

    Hola y buenos días aquí, querido Vimon, la imagen en principio es exquisita y tiene un sabor a antiguo perfectamente coherente con el texto. La maldición lanzada por la gitana, es espléndida, y cumple su cometido dentro del relato, como una metáfora ciertamente apocalíptica. Mucha sabiduría ancestral encierra ese ajuste de cuentas con el transeúnte, saludos y mi voto!!

    • VIMON

      27 diciembre, 2015

      Te agradezco mucho tu visita, estimado Luis, así como tus esplendidos y estimulantes comentarios. Un afectuoso saludo.

  2. Charlotte

    27 diciembre, 2015

    Sobrecogedora maldicion, Vicente. Mi admiración por tu enorme talento para crear historias tan distintas. Un abrazo muy fuerte

    • VIMON

      27 diciembre, 2015

      Muchas gracias, Anita, por pasar y dejar tan amables comentarios. Un fuerte abrazo.

  3. jon

    27 diciembre, 2015

    Querido, amigo, Vicente.
    Has traido a nuestros días los endemoniados embrujos de raiz gitana de antaño. Lo has hecho escenificando, con maestría, esta quimérica situación de ensueño entremezclado con la realidad, dejándome un sabor más agrio que dulce.
    Me impresiona esa capacidad tuya de escribir como lo haces, y es que, querido amigo, para ser maestro de algo hay que currarselo.
    Muy bueno, un abrazo.

    • VIMON

      27 diciembre, 2015

      Muchas gracias, amigo Jon. Debo confesar que la primera parte del relato tiene algo de verdad: hace algunos años una gitana me pidió que la llevara y me negué…pero aquí estoy.

  4. Llamas.J.M.

    27 diciembre, 2015

    Eso es una maldición, y lo demás es tontería. Muy buen microrrelato. Muy bueno también el contraste entre la foto y el relato.

    • VIMON

      27 diciembre, 2015

      Muchas gracias por tu visita y comentarios, Llamas. Saludos.

  5. Reaper El Chivo

    27 diciembre, 2015

    Un microrrelato espectacular, amigo Vimon. Me ha encantado: el ritmo progresivo aumento del ritmo, lo que sucede, lo que recuerda, y la frase maldita con la que concluye la historia. Me quito el sombrero. Mis felicitaciones, un saludo y mi voto.
    Salud y suerte.

    • VIMON

      27 diciembre, 2015

      Te agradezco mucho, amigo Reaper, tus estimulantes y generosos comentarios. Saludos.

  6. Jorge.Fénix

    27 diciembre, 2015

    Muy buen micro, con su ritmo, progresión, información, y deselance. Mi voto y mis saludos desde el sur.

  7. Mabel

    27 diciembre, 2015

    ¡Impresionante! Un abrazo Vicente y mi voto desde Andalucía

    • VIMON

      27 diciembre, 2015

      Te agradezco mucho, Mabel, y te mando un abrazo.

  8. Joaquin Gede

    27 diciembre, 2015

    El subconsciente a veces juega malas partidas en los sueños. Buena narración Vimon. Te deseo Feliz Navidad y un buen año 2016. Un abrazo
    Y aprovecho para felicitar a todos los amigos de Falsaria (como en la radio).

    • VIMON

      27 diciembre, 2015

      Muchas gracias por tu visita, Joaquín, y los mejores deseos para el 2016. Un abrazo.

  9. gonzalez

    28 diciembre, 2015

    Excelente, Vimon. Como siempre! Espero que hayas pasado una muy feliz navidad y que tengas un gran año! Mi voto y saludos!

    • VIMON

      28 diciembre, 2015

      Muchas gracias, González, un gran año también para ti.

  10. Xavier

    28 diciembre, 2015

    Fabuloso relato amigo Vimon, un poco escalofriante imaginar algo así. Me lo llevo para compartirlo

    • VIMON

      28 diciembre, 2015

      Me alegra que te haya gustado, Xavier, gracias por tu visita.

  11. LEOX

    28 diciembre, 2015

    Al ranking nuevamente con tan sugerente relato.

  12. Julia.Ojidos

    28 diciembre, 2015

    Enigmática historia querido Vimon. Un fuerte abrazo y mi voto

    • VIMON

      28 diciembre, 2015

      Muchas gracias, Julia, y un fuerte abrazo para ti.

    • VIMON

      29 diciembre, 2015

      Muchas gracias, Alberto. Saludos.

  13. Tati

    30 diciembre, 2015

    Contra esa maldiciones la única cura es no ser supersticioso. Muy bueno. Un abrazo.

  14. VIMON

    30 diciembre, 2015

    Muchas gracias por pasar, Tati. Un abrazo.

  15. JulSanc

    10 enero, 2016

    Magnífico relato! Pero sentí pena por él. Mi hermano sufre de hemorragias nasales. Saludos!

    • VIMON

      11 enero, 2016

      Pues muchas gracias por tu visita, Julsanc, y espero que tu hermano se recupere. Saludos.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas