Cuerpo de sirena

Escrito por
| 281 | 9 Comentarios

El agua se desliza por mi piel amarga y recorre mi desnudez, paraíso perdido que tantas veces recorriste con tus labios sedientos.

El agua viaja sin detenerse por mis senos que un día fueron el manjar  de tu boca.

El agua me recorre con su dulce indulgencia  mientras  voy  intentando liberarme de las escamas que me atan, esas escamas que grabaste sobre mi cuerpo como un escultor.

El agua sedienta  se balancea por mis pliegues adivinando mis heridas, recordándome que un día fueron tus manos las que me recorrieron buscando refugio.

El agua cae, no se detiene, me empapa, y mientras va hundiéndose sobre mí  yo quiero dejar de ser la sirena que navega por las aguas oscuras de tus ojos como un mendigo, marcharme de  esa playa escondida donde tantas veces mi conciencia se obnubiló, donde tantas veces te amé, donde tantas veces los rayos de luz iluminaron los acantilados de mi alma .

No quiero ser la más la sirena  de corazón de roto, bañada por lagrimas sal que navega  por el mar embravecido de la vida.

No quiero ser más tu sirena, esa sirena de largos cabellos oscuros en donde tantas veces enredaste frases de amor, frases vacías y apagadas,  ahora cubiertas por la brisa siniestra de tu respiración y por espejismos llenos de cristales rotos.

Comentarios

  1. escritorfrustrado

    14 enero, 2016

    Ufff!!! Vaya poema!!! En verdad parece que el verbo se mueve con ágil soltura bajo la maestría de esa sabia musa que guía tus letras. Una sirena triste, vencida por un amor trunco, marchito, que vio secarse sus raíces.
    Es un poema exquisito, donde se mezclan la sensualidad y el desamor, el drama, la angustia que escapa de los poros de la pobre sirena, que busca escapar de sus amargos dolores con la muerte si es necesario. Todo ello con un lenguaje bello, muy rico en sus metáforas.
    Por último está la imagen que escogiste. Me hizo pensar en el dios Hades, recogiendo el cadáver de la desdichada sirena, víctima del amor finado.
    Despido este comentario quitándome de nuevo el sombrero, agradeciéndote que nos brindaras tan bello poema y con una pregunta: ¿Conoce límites tu ingenio, ese bravo genio que te lleva a componer tan sublimes obras?
    Por supuesto, tienes mi voto. Te envío un cariñoso abrazo.

  2. Hades

    14 enero, 2016

    Más que fluir o deslizarse el agua lo que se deslizan son tus palabras, todo lo que escribes me parece beleza pura.

  3. jon

    15 enero, 2016

    A los dos comentarios que me preceden, añado sólo mi voto. He mirado mi arsenal y no llegan mis palabras a mejorar ese nivel.
    Un fuerte abrazo, Emafis.

  4. VIMON

    15 enero, 2016

    Muy buen poema, Emafis. Un saludo con mi voto.

  5. Reaper El Chivo

    15 enero, 2016

    Una poesía que va de más a mejor, amiga Emafis. Honestamente, me encantó la tendencia de las tres últimas estrofas hasta su final. Mis felicitaciones, un saludo y mi voto.
    Salud y suerte.

  6. Mabel

    15 enero, 2016

    ¡Excelente! Un abrazo Emafis y mi voto desde Andalucía

  7. gonzalez

    15 enero, 2016

    Lo tomé como una mezcla de sensualidad y cansancio. Me gustó mucho! Te dejo mi voto y un abrazo fuerte, Beatriz!

  8. guardiña

    15 enero, 2016

    ¡ Hermoso texto que destila hermosura, por todas y cada una de tus palabras. Un relato encantador, metafórico, sensual y sentimental. Un abrazo.

  9. Iván.Aquino L.

    28 enero, 2016

    Me ha gustado el texto, me recuerda un texto que escribí, te invito a que lo leas en mi perfil
    se llama la nostalgia de la Sirena, espero que lo leas y des tu comentario. Abrazo fuerte con mi voto.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas