Atrapado

Escrito por
| 176 | 22 Comentarios

El fraile se ocultó en el interior de un viejo árbol caído. La lluvia se filtraba a través de la corteza y le empapaba aún más la calva y el hábito, raído por la frenética carrera en pos de su salvación.

El hedor a podredumbre era intenso, tanto que no pudo contener el vómito. A pesar del gélido viento de aquella estruendosa noche, el siervo de Dios sentía en su interior otro frío que ningún fuego era capaz extinguir: El miedo.

Con apenas un hilo de voz, rezaba sin cesar cuantas oraciones conocía. Sostenía una cruz de madera en sus lívidas y temblorosas manos a la par que rogaba con los ojos cerrados que aquel ser infernal no le hallara en su escondrijo.

Ahora, atrapado como una rata, lamentaba haber exhortado a los lugareños para expulsar al durmiente mal que se decía habitaba en las profundidades del bosque. Él mismo, para desgracia de todos, condujo a los valientes a la batalla en nombre del Señor.

Desgarrando las sombras de la noche con las incandescentes antorchas y clamando a viva voz mientras hacían resonar el precario utillaje agrícola, previamente consagrado por el agua bendita, despertaron al monstruo, el cual rugía como el trueno y se movía como la muerte entre los árboles y la maleza.

Sus garras y colmillos amputaron, decapitaron y destriparon a cuantos habían acudido a asesinarle, sin dar a nadie oportunidad alguna de herirle. Para cuando los gritos, la sangre y el horror se habían adueñado del lugar, el fraile ya huía presa del pánico.

Le pareció que el tiempo se había congelado en el interior de aquella maloliente oquedad, que el Todopoderoso le había puesto a salvo, hasta que escuchó al monstruo olfatear y sus retumbantes pisadas cada vez más próximas.

Petrificado, creyó que si no se movía ni un milímetro estaría seguro. Empero, las garras que despedazaron el tronco, su chillido de terror y los funestos dientes atravesando sus órganos le confirmaron lo peor.

Que Dios le había abandonado.

© Reaper El Chivo

© https://es-es.facebook.com/lallamadadelacruzsanta

© http://www.lallamadadelacruzsanta.com

Comentarios

  1. Mabel

    11 marzo, 2016

    ¡Impresionante! Un abrazo Reaper y mi voto desde Puente Genil

  2. jon

    11 marzo, 2016

    Un buen escrito, desafortunadamente no alcanzó a llevar a cabo sus propósitos pero… ¿a quién se le ocurre luchar contra semejante adversario, sin la ayuda de Dios?
    Muy hábil.
    Un fuerte abrazo.

    • Reaper El Chivo

      13 marzo, 2016

      La ambición oculta por querer ser recordado, al menos es una región, mediante una hazaña como ésta hace pecar hasta el que se supone el más piadoso, Jon. Gracias por leer y comentar.
      Un saludo.

  3. Txiki

    12 marzo, 2016

    Perdió la batalla contra tan poderoso adversario,
    pero al menos lo intentó.
    Muy bueno tu relato.

    • Reaper El Chivo

      13 marzo, 2016

      Sí, la pena es que la batalla saliera al contrario de como él, y sus acompañantes, esperaban. En lo personal yo no recomiendo acercarse a ese bosque, Txiki. Gracias por leer y comentar.
      Un saludo.

  4. Moebius

    12 marzo, 2016

    Pero qué buenooo! Me encantó, Reaper!!!! Lamento que no te hagas leer tan a menudo…
    Un abrazo, vecino.

    • Reaper El Chivo

      13 marzo, 2016

      Procuro subir al menos un relato a la semana, pero la verdad es que me ha pillado una temporada bastante ajetreada entre temas de la facultad y compromisos. Espero poder subir cosillas sin que pase más tiempo, Moebiud. Gracias por leer y comentar.
      Un saludo.

  5. Labrida

    13 marzo, 2016

    Muy buena historia y relatada a la perfección, me ha gustado mucho, saludos.

    • Reaper El Chivo

      13 marzo, 2016

      Todo un gusto que haya sido de tu gusto este pequeño relato, Labrida. Gracias por leer y comentar.
      Un saludo.

  6. Nana

    14 marzo, 2016

    Muy buena historia, Reaper. Has creado el clima idóneo para un desenlace ‘desgarrador’. Me encanta tu forma de construir el espacio y la tensión en el ambiente. Un fuerte abrazo 🙂

    • Reaper El Chivo

      15 marzo, 2016

      Me sacas los colores, Nana. Todo un placer que te haya gustado esta pequeña historia. Gracias por leer y comentar.
      Salud y suerte.

  7. Julia.Ojidos

    15 marzo, 2016

    Un intento sin triunfo, excelente texto querido Reaper. Un fuerte abrazo y mi voto

    • Reaper El Chivo

      15 marzo, 2016

      Se dice que sin pena no hay gloria. Me alegra que este micro fuera de tu agrado, Julia. Gracias por leer y comentar.
      Un saludo.

  8. Skuld

    16 marzo, 2016

    Un relato fantástico, amigo Reaper, con esa absorbente atmósfera de terror y arrepentimiento trazada de forma magnífica. Un abrazo fuerte.

  9. Bheltane

    11 abril, 2016

    Me ha encantado, obligar a los demás a luchar en nombre de…. siempre la misma canción, a veces pagamos las consecuencias de nuestros actos. Un abrazo.

    • Reaper El Chivo

      11 abril, 2016

      ¿Culpa de quien los conduce al desastre o culpa de quienes se dejan conducir a él? Me alegra que te gustase el texto, Bheltane. Gracias por leer y comentar.
      Un saludo.

  10. Anakin85

    11 abril, 2016

    Un texto genial, logras que se llegue a sentir el frío y el miedo del fraile. Un saludo!

    • Reaper El Chivo

      11 abril, 2016

      Es todo un ejemplo de liderazgo y gallardía este amigo con hábito. Me alegra que gustara el texto, Anakin. Gracias por leer y comentar.
      Un saludo.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas