Entrevista a Yosvany R. García Corpas. ‘Hola, Daniel… Yo también soy inmigrante’

Escrito por
| 382 | 4 Comentarios

Buenos días, Yosvany. En Hola, Daniel… Yo también soy inmigrante, podemos encontrar una suerte de autobiografía, háblanos más de ella. ¿Qué te motivó a escribirla?

Buenos días. Creo que mi principal motivación tuvo que ver con la temática fundamental del libro. Los inmigrantes y sus experiencias, desafíos, tristezas, motivaciones, sueños. Y al hablar de mí, quería decirles a los lectores que no estaba teorizando sobre el tema, que no hablaba de un compilado de entrevistas. Sino que esta es también mi historia, mis realidades, mis experiencias y mis sueños.

 

¿Qué te ha resultado más difícil: escribir el relato en sí mismo o implicarte emocional y personalmente en él?

Creo que ambas cosas fluyeron. En realidad, no me resultó demasiado difícil. Yo había leído el libro de Daniel en la Biblia muchas veces. Y casi siempre me había parecido un compendio de símbolos enigmáticos complejizado por los teólogos. Pero una vez que comencé a vivir la vida de extranjero, experimentando ese sentir que se sufre a causa del desarraigo, descubrí a un Daniel que nunca antes había visto. Descubrí al personaje, al amigo, a un inmigrante como yo, a alguien que me escuchaba y podía entenderme, e hice con él una especie de catarsis que me lavaba el alma. Y eso fue lo que escribí, mis íntimas conversaciones con Daniel, mis reflexiones personales a la sombra de este inmigrante extraordinario.

 

Con Hola, Daniel… Yo también soy inmigrante, nos dejas conocer la esperanza y la desesperanza a las que un inmigrante debe enfrentarse lejos de su hogar, de su familia. ¿Cómo puede soportarse la distancia y la añoranza?

Se suelen utilizar muchos mecanismos para lograrlo: ocupaciones (de cualquier índole), cosas (de cualquier tipo), filosofías de vida, tradiciones, amigos, fe, religión. Es una especie de sentimiento nuevo con el que el inmigrante debe aprender a vivir. Y Dios… Definitivamente, creo que Dios se convierte en el mejor aliado para lograrlo.

 

A través de tus vivencias, podría decirse que ahora el papel de Daniel recae en ti. ¿Cómo crees que tu libro puede ayudar a otros inmigrantes?

Desde mi posición de inmigrante, Daniel me demostró que, si logro saltar las barreras del idioma, la religión, la política y la cultura, sin quebrar mis valores y principios, esto me prepara para alcanzar mayores logros. Me enseñó que, si elimino los prejuicios y tengo una mente abierta, podré adaptarme y sacar lo mejor de mi nueva tierra. Me motivó a colocar metas altas, muy altas, y aún así verlas alcanzables. Y sobre todo me hizo sentir orgulloso de ser un extranjero. Y creo que, si la experiencia de Daniel me dio todo esto, pues definitivamente puede ser de mucha ayuda para otros inmigrantes como yo.

 

Con tu relato, animas a “los extranjeros” a no perder la esperanza, a mirar atrás para recordar quiénes son y seguir adelante. Pero después de una vida tan cambiante que requiere una adaptación continua, ¿qué porcentaje queda de uno mismo?

Sigo siendo yo, 100 % yo, pero transformado, yo diría que mejorado. Puedo llegar a ser una mejor versión de mí mismo. La vida nos cambia, nos transforma, así como cambia todo a nuestro alrededor. Yo creo que todos cambiamos, más allá de ser o no inmigrantes, y no deberíamos temerle a ese tipo de cambio, pues esa transformación necesaria nos hace mejores y nos prepara para mejores cosas.

 

Además del libro de Daniel, ¿qué otros manuscritos u obras te han inspirado?

Me ha inspirado la gente, inmigrantes dignísimos a los que respeto profundamente. Esos que no se dejaron vencer por las circunstancias y supieron ganar a las adversidades. Algunas de sus historias están en mi libro como un homenaje a los millones de su tipo.

 

¿Hay alguien a quien admires especialmente?

¿Un nombre? Es una pregunta demasiado difícil, podría darte una lista.

 

Si tuvieras el poder, ¿qué harías para mejorar la situación de aquellos que se ven obligados a abandonar su hogar en pro de un supuesto futuro mejor?

De acuerdo a la realidad que me toca más de cerca, aquí en Estados Unidos de América. Crearía un mecanismo para que los inmigrantes obtuvieran la oportunidad de trabajar legalmente, sin tener que andar en las sombras, siendo víctimas de quienes se aprovechan de su estatus legal.

 

Después de Hola, Daniel… Yo también soy inmigrante, ¿cuáles son tus próximos planes?

Pues el tema del equilibrio y los derechos sociales me apasiona, especialmente de los inmigrantes, que es el grupo minoritario del que soy parte. Estamos trabajando en difundir un material en audio con reflexiones titulado Inmigrantes. Así que tenemos un calendario de fechas con presentaciones en diferentes estados del país y también fuera de los Estados Unidos. Estamos trabajando en un proyecto basado en historias de los campos de concentración establecidos en Cuba a inicios de la revolución de Fidel Castro y que se convirtió, más tarde, en un semillero de inmigrantes cubanos en todo el mundo, especialmente en el sur de la Florida.

 

Datos del autor

Nombre: Yosvany Rosell García Corpas
Género: novela social
Bio: Yosvany R. García Corpas. Es también autor del libro La esclavitud mutante y el silencio de la fe. Tras experimentar en Cuba los rigores del vínculo con los países comunistas de Europa del Este y forjado bajo esta sombra, se trasladó a Argentina para continuar allí su formación profesional universitaria. Ha impartido charlas y series de conferencias de orientación e inspiración tanto en el sur (Argentina, Brasil, Uruguay) como en el norte de América (Canadá, Estados Unidos).

Libro: Hola, Daniel… Yo también soy inmigrante

Hola, Daniel... Yo también soy inmigrante

 

Título: Hola Daniel Yo también soy inmigrante
Número de páginas: 102 páginas
Pubicado por: Yosvany R. García (abril 1, 2014)
Idioma: español
ISBN-10: 0692026177
ISBN-13: 978-0692026175

Conseguir

Comentarios

  1. Danny

    9 diciembre, 2016

    Muy interesante, realmente interesante conocer los pensamientos del autor de un libro el cual personalmente es excelente e impresionante.
    Aunque no he podido leerlo totalmente pero hasta donde voy actualmente me ha impactado bastante.
    Bendiciones.

  2. samuel

    10 diciembre, 2016

    Felicidades!.Ya tengo el libro,y como inmigrante me ha ayudado a balancear mi condicion de inmigrante y sostener la fe en Jesus.No importa cual sea la condicion o el staus migratiro.El Dios de Daniel es tambien el Dios de todos y sus propositos se cumpliran,Vencera y venceremos con el.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas