Punto de quiebre. Capitulo 1

Escrito por
| 116 | 10 Comentarios

Tengo 44 años de edad, soy padre de 3 hijos, abuelo de un nieto… tengo a una gran mujer a mi lado y además tengo SIDA

En este preciso momento intento definir cuáles fueron los principales errores, o malas decisiones que han conducido mi vida y por ende la de mi familia en este torbellino de inestabilidad y precaria situación

Y llegan a mi mente innumerables recuerdos de instantes que movido por la frustración buscando quizás una salida, o algún pequeño grato momento de afecto, aceptación y regocijo que creía merecer después de tanto esfuerzo, tiempo e inversión perdida que no veía reflejado en buenos resultados y que además nadie reconocía. Obviamente algo he estado haciendo demasiado mal…

Pero intento buscar entre mis recuerdos, si existió algo en mi historia desde la niñez que haya marcado mi rumbo o condicionado mi forma de apreciar la vida, a las personas y las distintas situaciones en las que tuve que enfrentar de una u otra manera, pudiendo cambiar así el resultado de los hechos

Vengo de una familia humilde conformada por 6 hermanos y mis padres… pero la historia comienza más atrás

Mi madre una bella mujer a quien amé y admiraré toda la vida… recuerdo de las historias que ella nos contaba es que a sus 8 años de edad viajo desde un pueblo del sur del país con una familia adinerada a cumplir labores de niña de compañía para los quehaceres del hogar, no tuvo acceso a educación y es de imaginar que estuvo expuesta a todas las humillaciones, caprichos y abusos de los patrones y sus hijos. Ella nunca nos contó sobre los maltratos que recibía, pero ella no era considerada como una integrante de la familia si no que parte de la servidumbre de una familia aburguesada de esa época

Por otra parte, mi padre… el hombre a quien más admiro en la vida. Si bien venia de una familia de buena situación pues sus padres eran dueños de una panadería en una ciudad cercana de donde yo nací… se fue de su casa a los 13 años para aventurarse y trabajar de aprendiz en cualquier oficio que le permitiera subsistir

Fue así que al pasar de los años ellos se conocieron… El realizando unos trabajos de reparación en la casa donde ella trabajaba como empleada doméstica… mi madre ya tenía dos hijos de distintos progenitores… al cabo de un tiempo se casaron y fueron construyendo una familia solo con lo mejor que ellos pudieron imaginar, no teniendo ninguna base de ejemplo, sin embargo nos inculcaron buenos valores.

Quizás lo único que podría reprocharle a mi madre fue su sobre protección

Ya tengo un inicio, una base… desde aquí solo intentaré descubrir en aquellos instantes que he vivido, las acciones y decisiones que me permitieron conocer lo más decadente y lo más virtuoso de mi persona, tratando de comprender a través de mis recuerdos, alguna fórmula para seguir viajando entre lo aceptado y lo prohibido    sin dañar a quienes me aman y sin odiar a aquello que amo

Continuará…

 

Cumpliendo mayoría de edad

Desde que estaba en primaria me gustaba mirar a las niñas e imaginaba situaciones en que me encontraba charlando y jugando con ellas, mas adolescente ya me imaginaba besándolas y haciendo el amor con ellas … fue arduo trabajo el descubrir la simplicidad de la sexualidad en una época en que el sexo era un tema tabú … considerándome un gran pecador a los 17 años por empezar a masturbarme, y solo a los 17 años después de que en una clase de ciencias naturales, la profesora nos dijo a todos que eso era algo normal… pero aún así no podía sacarme la culpa de la cabeza cuando lo hacía tres veces por día. Hasta entonces mis relaciones con las niñas mujeres a pesar de darme cuenta de que yo les gustaba, no tenía la capacidad de iniciar una conversación con ellas

Porque era difícil… como anécdota puedo recordar que cuando mi madre nos hacía dormir debíamos hacerlo con las manos sobre la frazada. Una vez me sorprendió rascándome un testículo bajo la sabana y sin preguntar agarró una manguera que tenía para disciplinarnos y me golpeó fuertemente con ella unas tres o cuatro veces como si se tratara de un pervertido sexual… entonces yo tenía fuertes razones para pensar a mi corta edad sobre la presencia de algo negativo en la sexualidad

Mi madre siempre trato de que fuéramos personas intachables. Deben respetar a todas las personas, mientras más humilde sea la persona, más respetuosos deben ser con ella… lo recuerdo como si fuera ayer. Y si te golpean debes dar la otra mejilla, también lo recuerdo. Y esos valores he tratado de ponerlos en práctica hasta hoy

Pero continuando con la narración, me daba cuenta que estaba en edad de saber que era la amistad y un romance con una niña… entonces me puse en campaña recién a los 17 años a dar los primeros pasos en la conquista, a atreverme a hablarles y vi que no era tan difícil y pasaron unos años conociendo a chicas en fiestas y discoteques donde lograba tener pequeños romances con ellas por uno o dos meses pero no lograba dar el siguiente paso para llegar a la relación sexual

Que se sentirá… como será esa primera vez me preguntaba antes de dormir o mientras me masturbaba en la ducha.

Me había propuesto antes de los 18 años tener una experiencia sexual con una chica de mi edad, la que fuera, obviamente con su consentimiento. Y así, estaba llegando a mis 18 sin descubrirlo todavía… sabía que podía conquistar a cualquier mujer… pero no sabía cómo lograr hacer el amor

Para entonces yo ya estaba trabajando para una comercializadora de productos de cocina internacional, donde la forma de vender era a través de presentaciones que yo debía realizar en las casa de los posibles compradores. Un fin de semana mi hermano mayor necesitaba ayuda para cambiarse de casa… hasta entonces él vivía con su mujer y su hijo en una habitación que habían construido contigua en la casa de mis padres. Entonces mi madre y yo cooperamos acarreando cosas para que mi hermano pudiera cambiarse a su casa propia

Para trasladar las cosas, mi hermano consiguió a un joven unos 10 años mayor que yo, con su camioneta,

En la camioneta viajamos este muchacho, mi madre y yo. El parecía simpático y conversaba mucho con mi madre, ella le conto sobre mi trabajo y el insistió en que le fuera a realizar una presentación a su casa, que estaba su hermana y su madre y de seguro me comprarían. Hasta ese día no había podido vender nada. Por lo que mi madre insistía en que debía ir.

Era extraña la situación para mí, puesto que la presentación duraba por lo menos una hora lo hacía generalmente de ropa formal y yo vestía short y polera, además no tenía locomoción para devolverme después de la presentación.

Comprendía la insistencia de mi madre ya que este tipo insistía que se trataba de dos ventas seguras y así podría colaborar en los gastos de la casa que siempre fueron un problema… entonces accedí y fui

Pasamos a dejar a mi madre y recogí mi bolso con la presentación cuando llegamos la casa del muchacho, Marco es su nombre por cierto, estaba vacía, pero si habían indicios que habitaban más personas y mujeres, por la decoración y algunos artículos como abrigos y carteras

Me propuso que las esperaríamos y mientras me invito a comer y beber algo en un local que estaba a pocos metros de su casa

Si bien tuvimos una conversación entretenida entre las cervezas y sándwich que nos servimos, me llamaba la atención el contenido sexual de su conversación, yo le contaba que conocía a algunas niñas pero nunca había tenido sexo con sinceridad

Él me hablaba que era una experiencia maravillosa, sobre todo cuando le practicaban sexo oral

En fin luego de un rato de risas y relajo nos devolvimos a su casa, y aún estaba vacía… trate de contarle de que se trataba el producto para ver si podía venderle algo

Pero insistió en esperar a su madre y hermana mientras veíamos una película… ahora me doy cuenta de que ese era el momento de decir, lo siento ya no puedo esperar más, puedes ir a dejarme o simplemente me voy caminado… pero no sabía cómo hacerlo, de verdad no lo sabía

Entonces un tanto incomodo por la situación pero sin saber cómo reaccionar y que decidir nos pusimos a ver una película en video casete… Nada menos se trataba de una película porno El Amante de lady Chatterley… yo un poco hipnotizado con la película y la cerveza trataba de relajarme, esperando a que llegaran las compradoras … pera ya era más de media noche y estaba preocupado

Mientras veíamos la película, el me preguntaba cómo estaba… si estaba bien. Si estaba caliente, Si lo tenía parado… mis respuestas eran monosílabas…

Después de terminar de ver la película me dijo que podía dormir en su cama… Al ver que no llegaría nadie y ya alrededor de las 2 de la madrugada accedí pero me recosté vestido con el short y polera solo tapado con un liviano cobertor… apague la luz de la habitación mientras escuchaba que el hacía algunas cosas como ordenar en el comedor , luego sentí que entro a la ducha…

Yo solo quería que amaneciera pronto para irme a casa… después de la ducha apareció en la habitación pidiéndome que me corriera un poco para recostarse el… explicándome que no quería desordenar las camas de su hermana y su madre… yo me acomodé lo más a la orilla posible en caso de tener que salir corriendo

Estábamos espalda con espalda. Yo lo notaba inquieto… cuando él se giró hacia mí, yo me volteé hacia arriba, para no sentir su miembro rosándome el trasero. Entonces el cómo durmiendo estira su mano y la posiciona sobre mi pene. Para mi impresión este se encontraba erecto y durísimo… en ese instante el me dice bajito métemelo en el culito… y yo nervioso le digo ok, pero no me pidas nada más y riéndose dijo si tranquilo, nos acomodábamos estilo cucharitas, y el con su mano guiaba a mi pene para penetrarlo y así pasaron 10 o 15 minutos en la misma posición. Como que empecé a perder el temor y traté de que se ubicara a lo perrito. Pero no accedió comentándole que le dolía mucho

Pasaron unos pocos minutos más cuando lo siento gemir disfrutando y todo terminó

Después de un minuto de dice que acabó y lo disfrutó, preguntándome si yo había acabado también a lo que respondí que no

Y así fue como mi primera experiencia sexual, la que tanto anhelaba, no fue como ni con quien esperaba.

Y regresé a casa con la extraña sensación de culpa, vergüenza pero lo más extraño fue que cuando me estaba duchando para tratar de borrar dicha experiencia, sentía y pensaba que no fue tan malo, que quizás debiese haberme relajado y tratar de disfrutar… sin duda esa experiencia encendió una pequeña llama en mí que me indicaba que existía un mundo de sensaciones aún más grande por descubrir

… continurá

Comentarios

  1. Mabel

    24 septiembre, 2017

    ¡Me encanta! Un abrazo y mi voto desde Andalucía. Bienvenido

  2. Mare

    30 septiembre, 2017

    Charri, puedo apreciar tu fuerza y valor en estas palabras; he estado viviendo la historia, me he sentido un personaje mas en ella. Felicidades y mi voto.

  3. Charri Mez

    30 septiembre, 2017

    Muchas gracias Mare, no dimensionas el honor que me hace saber que me has leído…

  4. Sosias

    2 octubre, 2017

    Siempre adelante Charri. Muy buena confidencia.
    Estarás muy cómodo en portada.
    Saludos y mi voto.

  5. Charri Mez

    2 octubre, 2017

    Muchas gracias Socias… voy sanando poco a poco con cada relato… reconciliándome conmigo, saludos

  6. Luis

    2 octubre, 2017

    Buen relato, Richard, un abrazo y mi voto!

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas