Tan niño

Escrito por
| 46 | 8 Comentarios

Sí, padre: este hueso,

que ha tocado con fuego,

de alba furiosa y gasógeno,

en diagonal prodigio, tus manos.

Que, de repente, se han vestido,

de álamo y celeste, con varias

primaveras encima, para acompañarme.

Tan niño en la mirada, con los ojos

enfrente, quieren tocarte, la buena gente.

Risueño y frecuente, locuaz y elocuente,

con los gestos, de pocas palabras y verbos.

En cambio, pocos, malos, arribistas,

con un número efímero, oscuro, sobre

su eterna frente marchita, vespertinamente,

andan descalzos, azufre y cal y amianto.

Asfalto, sombra, agua, nada.

Sí, padre: fíjate en los olivares, cómo han

crecido, sobre tu vientre, sobre tu abdomen,

limpiamente-.

©

 

Comentarios

  1. Esruza

    6 enero, 2021

    Hermoso y a la vez triste.

    Mi voto. Luis

    Estela.

  2. Luis

    6 enero, 2021

    Lo tomaré como un cumplido, un abrazo y gracias Estela!!

  3. ginimar de letras

    7 enero, 2021

    Todo se transforma y la vida continúa de múltiples formas. No me importaría reencarnarme en árbol. Me encanto tu poema, Luis. Un abrazo 🙂

  4. Mabel

    7 enero, 2021

    ¡Qué maravilla! Un abrazo Luis y mi voto 10 desde Andalucía para portada

  5. Luis

    7 enero, 2021

    A mí tampoco, o a mí también. Gracias Ginimar, un abrazo!

  6. Luis

    7 enero, 2021

    Muchas gracias Mabel, un abrazo felicitándote el nuevo año!

  7. dehesa

    11 enero, 2021

    Una delicia, toca algo en profundidad. Es magnífico.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas