Aprobado con matrícula

Escrito por
| 36 | 4 Comentarios

Habría sido insufrible ver a ese pedazo de cachas haciéndole el boca a boca en el examen de primeros auxilios. A ella, que exhibía con igual prominencia sus gruesas gafas de pasta que su abultada nariz, sembrada por fofas pompas de blanquecino pus, mientras sonreía por detrás de su ortodoncia. Por eso, haciendo gala del dominio de las mejores artes escénicas, me desvanecí oportunamente, demandando los favores del tío bueno. No fue hasta percibir el chorreo pastoso de aquel grano en mi piel y aquellos retenedores linguales en mi boca, cuando abrí los ojos y me puse en pie de un salto, entre aplausos y ovaciones de los allí presentes. Sacamos matrícula de honor.

Comentarios

  1. Luis

    18 febrero, 2021

    Jaja, muy original, un poco desabrido y desconcertante. Un saludo y mi voto Zarita!

  2. Mabel

    18 febrero, 2021

    ¡Me encanta! Un abrazo Zarita y mi voto desde Andalucía

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas