LA TEMPESTAD

Escrito por
| 17 | Dejar un comentario


La tempestad. Eso sentía dentro. Ya no quiería en el amor.
Pero el amor quiería en el. Interminable. Como una madre en su bebé, y aún más.
Y dentro de poco conocí a una mujer, bella y mona. Y se ha convertido en su escape, como la crema de chocolate para aquellos a quienes les encantan los dulces.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas